Cómo desarrollar el amor y la humildad

18 de julio de 1981, Vancouver, Canadá

PREGUNTA: ¿Cuál es la mejor manera de desarrollar el amor y la humildad?

MAESTRO: El amor y la humildad son aspectos de Dios y del alma. La mente es ego porque es receptiva a las negatividades; sólo el alma y Dios están libres de la negatividad porque son incambiables. Dios es una permanencia incambiable y el alma es exactamente lo mismo.

Las propiedades de Dios son: todo amor, toda humildad, nunca está enojado y siempre está dispuesto a servir a los demás. A Él nunca le agrada castigar a alguien, siempre le gusta perdonar y servir a todos. De esta manera aquel que perdona, ama y sirve no puede tener ego; siempre es humilde.

De esta manera, Dios es humildad y amor. Si nosotros deseamos desarrollar esas cualidades, debemos desarrollar los aspectos divinos en nosotros a través del alma. Se nos ha enseñado a meditar y cuando estamos concentrados internamente —en nuestras meditaciones— sentimos que estamos llenos de amor y humildad. Si alguien nos critica o nos alaba, no le prestamos atención, no reaccionamos a las críticas o alabanzas porque esto sería el trabajo del ego.

Cuando estamos libres del ego no podemos ser afectados ni por la crítica, ni por la alabanza; estamos a salvo dentro de nuestra humildad.

Mi Maestro acostumbraba decir que la humildad es el ornamento de los Santos mientras que el adorno de las personas del mundo es el ego y las cosas mundanas que utilizan para sentirse glorificadas. Así que si alguien no reconoce su gloria o su grandeza, se enojan mucho. Ellos tratan de matar o castigar a otros, forzándolos a que acepten su poder y su grandeza. Este es el lado negativo de la humildad y de la devoción.

El verdadero camino de la vida es vivir humildemente. La humildad nos permite ser adaptables. Hay un proverbio que dice: “Siete personas santas se pueden acomodar bajo un techo, pero dos reyes no se pueden acomodar en un reino”. Esto es imposible porque ninguno de los dos es humilde. Uno de los dos se puede quedar, pero el otro no se podrá acomodar. Si algunos iniciados están viviendo en un cuarto y llegara otro iniciado, todos se apretarán un poco para hacerle un lugar, porque cuando la gente tiene humildad también sabe compartir.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*